Caza a rececho

La caza a rechezo es una de las modalidades de caza mayor más antiguas. El rececho consiste en perseguir sigilosamente una pieza de caza seleccionada hasta hacer posible el disparo para darle caza.
El rececho es una modalidad de caza en la que solamente interviene un sólo cazador. Para desarrollar con éxito esta modalidad de caza es necesario tener un gran conocimiento del entorno en el que el cazador se mueve así como del comportamiento de la res.
En el rechezo, una vez localizada la pieza se la sigue siempre con el viento de cara para que el animal no nos pueda detectar y no escape. 
El corzo es casi por excelencia el animal perfecto para la caza a rececho. Animales como el jabalí se suele reservar para batidas y monterías, aunque también es apto para el rechezo.
Es importante una buena equipación para la caza mayor a rechezo. Esta modalidad requiere una buena forma física, por lo que no debemos olvidar llevar una buena cantidad de agua para evitar deshidratarnos, así como algo de alimento, algo para hacer fuego, brújula, cuchillo y unos buenos prismáticos, sin los cuales nos sería casi imposible esta práctica. Es muy común el uso de mirillas en los rifles en el rececho.

Rececho de un jabalí

Este vídeo es un buen ejemplo de esta modalidad de caza mayor, En el vídeo podemos ver como este cazador caza a rececho un jabalí con arco.

Comments